Tadeo

Tadeo llego mucho antes de lo esperado a nuestras vidas, con solo 5 ½ meses de gestación y llegando a pesar al día de su nacimiento 610 gramos, estuvo internado en neonatología casi seis largos meses, en los cuales paso por muchos altibajos una montaña rusa de típica en los microprematuros de bajo peso.

Escuchar la palabra estable (hermosa melodía para nuestros oídos) era lo que día a día buscamos escuchar,  a los tres días de haber nacido tuvo convulsiones que le produjeron un sangrado nivel IV (el más grave) como secuela le quedo LPV (leucomalacia periventricular), luego comenzó con hidrocefalia y el neurocirujano nos explicó que era muy riesgoso colocarle el shunt, ya que no superaba el kilo de peso. Al mes se descompenso muy mal, solo nos dejaban entrar para despedirlo ya que no había más posibilidad, estaba muy delicado.

Diez bombas con medicación, dos catéter y miles de pinchazos marcaron su diminuto cuerpito.

Una de esas tristes noches, fuimos a la parroquia de San Expedito (cercana a la clínica) a buscar al Párroco para bautizarlo y así fue que a los doce de la noche y teniendo como padrinos a dos enfermeros se hizo la ceremonia en terapia intensiva.

Fueron pasando los días y nuestro pequeño GIGANTE poco a poco fue superando y avanzando lentamente, aparecieron nuevas convulsiones y tuvo una insuficiencia renal aguda que también lo tuvo muy complicado, bradicardias, problemas respiratorios, hidrocefalia, sepsias y todo lo que uno pueda imaginar y nos cuesta recordar. Hoy reviendo sus estudios y ver su carita es increíble la fuerza de su corazón y las ganas de vivir de Higlander como lo bautizaron en la neo.

En casa continua con sus terapias de rehabilitación y desde junio del 2011 empezó a concurrir a Aedin (un centro especial para nenes con trastornos  neurológicos).

Tade cuenta con su medicación mensual, su leche, sus pañales, silla postural, sus traslados, su jardín. La Dra. Ma. Alejandra Longhi es su pediatra, un amor de persona, aún continuamos con internación dado que Tade tiene trastornos deglutorios y cuidados especiales, ya que presenta anomalías en el sueño (convulsiones, descargas llamadas mioclonias).

Su compromiso mayor es el motriz (parálisis cerebral con cuadriparesia mixta),  cognitivamente es muy inteligente y lo principal para nosotros es que es TADEO, UN NIÑO FELIZ, lleno de amor, frescura, fuerza y ganas de vivir!

En marzo del 2012, comenzamos una campaña para juntar tapitas de plástico (gaseosa, agua mineral etc.) y así reunir fondos para viajar a China donde le realizamos el primer tratamiento con Células Madres.